SÍNDROME MIELODISPLÁSICO

¿Qué es?

En el síndrome mielodisplásico (MDS), algunas de las células en la médula ósea son dañadas y presentan problemas para producir nuevas células sanguíneas. Por lo tanto, muchas de las células sanguíneas que son producidas por las células de la médula ósea son defectuosas. Las células defectuosas a menudo mueren más temprano que las células normales y el organismo también destruye algunas de las células sanguíneas anormales, dejando al paciente con bajos recuentos sanguíneos, ya que no existen suficientes células sanguíneas normales. En su forma más leve, el síndrome mielodisplásico puede consistir únicamente en anemia, recuento bajo de plaquetas o recuento bajo de leucocitos, pero los tipos de mayor riesgo pueden progresar a una leucemia mieloide aguda (LMA).

Incidencia

La incidencia es de 3-5/100,000 habitantes por año, lo cual se traduce en aproximadamente 10,000 nuevos casos por año. La incidencia se incrementa significativamente con la edad alcanzando los 40-60/100,000 habitantes en pacientes mayores de 70 años. Es más frecuente en hombres y raro en niños.

Causas

No hay un desencadenante claro que dé lugar a los diferentes síndromes mielodisplásicos.  Sin embargo, en aproximadamente un 10% de los casos se ha visto que pueden estar relacionados con otras enfermedades o factores, como son:

  • Fármacos anticancerosos
  • Radiaciones
  • SIDA
  • Enfermedades inflamatorias crónicas
  • Exposición al plomo

La mayoría de los síndromes mielodisplásicos ocurren en edades avanzadas y en muchas ocasiones se produce un aumento de la captación de hierro por parte de las células sanguíneas en formación en la médula ósea, motivo por el cual se forman eritroblastos anómalos.

Signos y Síntomas

  • Aparición fácil de hematomas o sangrado
  • Cansancio
  • Pérdida de peso
  • Petequias (manchas rojas diminutas bajo la piel)
  • Fiebre
  • Infecciones frecuentes
  • Debilidad
  • Dificultad respiratoria
  • Piel más pálida que de costumbre

Tratamiento

  • Terapia de transfusión
  • Sustancias estimulantes de la eritropoyesis (generación de glóbulos rojos)
  • Terapia con antibióticos
  • Quimioterapia como la que se usa para la leucemia mieloide aguda
  • Quimioterapia con trasplante de células madre

El tratamiento ideal para los pacientes con síndromes mielodisplásicos es el trasplante de médula ósea. El problema radica en el hecho que la mayoría de pacientes afectos de estos síndromes son personas de edad avanzada y por lo tanto, no son candidatos a trasplante de médula ósea.

BOLETINES E INFORMES

Descarga boletín trimestral Descargar informe anual